Luis  es español, Kristin es americana, ambos viven en UK pero querían celebrar su boda en Madrid en plena naturaleza. Aunque invitarían unas 150 personas de diferentes partes del mundo, querían una boda con ambiente familiar. Desde el principio supimos que esta boda sería única así que reunimos un equipo increíble y nos pusimos a trabajar para construir  eso que Kristin y Luis estaban buscando.

Empezamos con el coctel,   queríamos que los invitados pudieran disfrutar de la ceremonia copa en mano así que alternamos el orden y funcionó muy bien.  Después,  pasamos a la ceremonia, bueno en realidad,  subimos a la ceremonia porque fue encima de  una piedra ¿Suena loco verdad? Pues imaginaros la cara que se les quedó a a todos cuando vieron que también habíamos subido un piano para que Kristin pudiera tocar la pieza que había preparado para Luis :).

Luego continuamos con un catering haciendo malabares para sacar un gran servicio en mitad de la nada, una  mesa de 45 metros una comida deliciosa servida al centro, muchos brindis con vinos elegidos 1 a uno en diferentes bodegas, charlas infinitas y  niños correteando por el campo. Ya con la panza llena,  comenzó la música en directo, un poco de swing y la barra libre. Por último, y después de horas y bailando bajo las estrellas abrimos el food truck de comida mexicana que se convirtió en el broche de oro para una boda épica.. Echad un ojo a las fotos, estamos seguras que os van a flipar.

 

Fotógrafa: Jimena Roquero

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.